sábado, 9 de julio de 2011

Las plantas, aunque parezcan verdes y frescas por fuera, puede ser que por dentro estén secas y sin vida. Algunas veces aparentas estar de una forma y en realidad en esos momentos simplemente estás mal, que lo único que te apetece es encerrarte en tu cuarto y llorar, llorar hasta quedarte sin lágrimas. Momentos en los que los cobardes, porque no pueden llamarse de otra manera, aprovechan para atacarte e intentar hundirte más. Pero ahora me ha igual lo que haga esa gente, les he perdido el miedo y no me importa lo que me quieran decir o con las amenazas que me vengan. He decidido que MI VIDA LA HAGO YO

1 comentario:

  1. Holaaaa

    Me encanta tu blog muy bonito y original espero k siga funcionando por k me pasare por aki de vez en cuando

    te deseo lo mejor para ti y tu blog

    ResponderEliminar